domingo, 25 de septiembre de 2016

10 indispensables para la buena comunicación de pareja

La clave para que las tuberías de la relación no estallen está en la comunicación, el compromiso, el respeto y la actividad entre la pareja.

Nacho Tornel es Licenciado en Derecho, experto en mediación familiar en Madrid. Es máster en Matrimonio y Familia y tiene amplia experiencia en relaciones de pareja. Desde hace quince años trabaja con parejas en crisis que buscan una solución a sus problemas.
También combina su labor terapéutica con la enseñanza y en la actualidad, ha pasado del diseño de políticas y programas sociales al cuerpo a cuerpo con personas que buscan una segunda oportunidad.
Ha escrito Enparejarte (Planeta), un libro que quiere ayudar a llevar con éxito el difícil arte (pero feliz) de vivir una relación, a través de cuatro capítulos basados en la comunicación, el compromiso, el respeto y la actividad.
Nacho Tornel define a las parejas como dos grandes depósitos, en los que hay muchas tuberías.
Pero un atasco en la tubería puede provocar un reventón y si esto sucede, comenzará a salir todo el líquido del depósito, que acabará vaciándose. Para evitar esta rotura, en el primer capítulo de Enparejarte, el autor expone los diez elementos indispensables para la buena comunicación de pareja:

1. Crear confianza.
Hacer del otro nuestro confidente siempre y compartir con él esas cuestiones que más dentro llevamos, sin miedo a que nos hiera con ellas en el futuro. Fomentamos así la confianza.

2. Sin quejas.
Hablar desde el yo que siente, manifestar deseos, añoranzas esperanzas y no quejas, reproches ni críticas.

3. Mostrar los sentimientos.
Hay que saber callar cuando sea necesario y comunicar entonces de otra manera, quizás apretándole la mano, quizás distrayendo su atención…

4. Reservar momentos en común.
¡Blindar tiempo para los dos solos!. Alimentarnos de esos ratos de intimidad. Redescubrirnos y reactivamos nuestro enamoramiento. Sacudirnos el polvo del camino y sacamos brillo a las cosas que de verdad importan en nuestra vida.

5. Sacar las excusas de la relación.
Decir "no" a las excusas, que siempre nos saldrán al paso: cansancio, necesaria atención a los hijos, presupuesto, ¡todo es salvable!.

6. Solos los dos.
Ese rato sagrado al final del día para estar, tranquilos, juntos y solos.

7. Limpiar impurezas.
Podar lo que sobra en nuestra vida e impide que las ramas de la comunicación crezcan fuertes y robustas.

8. Entenderse para poder comunicarse.
Fomentar esa disposición interior hacia el encuentro, hacia la comunicación íntima con el otro.

9. Crear misterio.
Acercarnos a nuestra pareja con cierta capacidad de sorpresa, sin creer que ya lo sabemos todo sobre ella.

10. Saber escuchar, desde dentro.
Por último, escuchar siempre con el corazón. Tratar de entender lo que me dice, por qué me lo dice, cómo está al hablarme así, etc.

PARA AMPLIAR, CONTRASTAR O PROFUNDIZAR:
PARA LA REFLEXIÓN EN FAMILIA:
  • Si hubiera que hacer una síntesis de todos los elementos mencionados en este artículo, y los enlaces para ampliar, que sirven para una buena comunicación en la pareja ¿cuántos apuntaríamos?. De ellos, ¿cuáles nos parecen más importantes y por qué?.
  • ¿Qué otras ideas añadiríamos (basándonos en nuestra propia experiencia o en lo que hemos observado en otras parejas)?.
  • ¿Qué lagunas o dificultades hallamos en nuestra relación de pareja?; ¿qué potencialidades existen en nuestra relación que no hemos explorado lo suficiente?. ¿Qué podemos hacer al respecto, tanto con las dificultades como con las potencialidades?.
  • ¿Cómo nos sentimos cuando observamos que existe una comunicación que nos satisface completamente?, ¿en qué se traduce ese estado emocional en la práctica?.
  • Y si acaso nos falta para llegar a esa satisfacción ¿qué hacer y cómo para construirla juntos?.

viernes, 16 de septiembre de 2016

Pautas para corregir bien

El 12 de marzo de 2016 se celebró en el colegio Juan Pablo II de Alcorcón, Madrid el VII Congreso Nacional de Educadores Católicos organizado por la Fundación Educatio Servanda para guiar a los padres de familia y a los educadores sobre cómo corregir bien a niños y adolescentes usando la autoridad correctamente. Fue una ocasión para la Revista Misión para recoger opiniones de expertos de ambientes educativos católicos sobre cómo educar en la generación actual.

Sentimiento de amor.

No existe educación sin autoridad ni autoridad sin amor. Tanto padres como educadores necesitan aprender a ejercer su autoridad para desarrollar plenamente su labor educativa.
En ocasiones, la frustración, la dejadez y el ritmo vertiginoso al que padres y profesores se ven sometidos provoca que bajen la guardia y “pierdan” la autoridad que les otorga su condición de educadores. Llegados a ese punto, pasan a convertirse en meros espectadores del desarrollo desbocado de los jóvenes. En el marco de esta problemática, se celebró en Madrid el VII Congreso Nacional de Educadores Católicos bajo el lema “Educar con autoridad: en busca de la referencia perdida”. Los ponentes, indicaron cuáles son las claves de un buen uso de la autoridad y contestaron, entre otras muchas, a estas cuestiones: ¿se está perdiendo la autoridad?, ¿es necesario retomar las riendas de la educación?.

La autoridad para educar.

Hoy en día, la idea de que autoridad es lo mismo que autoritarismo está muy extendida: El autoritarismo tiene que ver con la imposición de algo sin buscar el bien del educando, mientras que la autoridad tiene que ver con la libertad, con la búsqueda del bien de quien recibe la educación. No se ejecuta ni se impone, sino que ‘se gana’, explicó Elda María Millán, doctora en Educación.
La raíz del ejercicio de la autoridad se fundamenta en el amor por el hijo o el alumno, sentencia Millán. Sin embargo, muchos padres y profesores han renunciado en gran parte a su autoridad sobre sus hijos y alumnos, y esto se debe, entre otras razones, a que ellos mismos no tienen claro cómo deben ejercerla. A esto hay que sumarle la sobreprotección a la que se somete, en muchas ocasiones, a los más pequeños. Un niño sobreprotegido y que apenas conoce los límites es un niño que, con seguridad, no se podrá desarrollar plenamente como persona.
Juan José Javaloyes, doctor en Peda­gogía, afirma que la permisividad es una consecuencia negativa de la falta de autoridad”, e insiste en que “debemos enseñar a los hijos a discernir entre lo que está bien y lo que está mal, y entre lo que es cierto y lo que es falso. El error de los padres radica, en muchos casos, en buscar la paz familiar por encima de todo. Esta actitud puede reportar beneficios en el momento, pero, a largo plazo, trae consecuencias muy negativas.
Según Javaloyes, el resultado de esto son niños caprichosos e inmaduros, sin ideas morales claras, sin capacidad de esforzarse de una forma continuada y sin tolerancia a la frustración. Para superar este escollo,la clave está en ser autoridad, afirma Javaloyes. Los padres no tienen autoridad, sino que, por ser padres, son una autoridad para sus hijos. La autoridad es una manifestación del amor y una forma de servicio. Sin el ejercicio de esta no se puede educar.

La violencia no da la autoridad.

En palabras de José María Carrera, director del VII Congreso Nacional de Educadores Católicos, las normas, los límites, los premios y los castigos son indispensables para educar con amor. Sin embargo, al fijar normas y límites, hay que evitar caer en una tendencia que se observa hoy en día: la confusión entre autoridad y violencia. La violencia está muy presente en la sociedad, y, a menudo, se relacionan ambos conceptos cuando en ningún caso han de ir unidos.Muchas de las actitudes violentas que encontramos tienen su principal causa en la falta de autoridad, asegura Millán.
El objeto de la educación es ayudar al niño a crecer, así como el de acompañarlo y guiarlo en ese crecimiento. Por eso, ejercer la autoridad debe ser un acto de amor. Millán asegura queel niño necesita personas que lo quieran y que le digan lo que está bien y lo que está mal, siempre con cariño. Y añade que, para sentirse seguro y para poder hacer buen uso de su libertad, necesita disponer de unos límites claros.

Crisis de autoridad.

La educación de los hijos es una labor que padres y formadores realizan de la mano. Aunque son los primeros quienes capitanean el barco, ambos juegan un papel fundamental, además de los abuelos, los monitores y, en definitiva, de todas aquellas personas que ejercen su autoridad sobre los más pequeños.
La crisis de autoridad también está patente hoy en las escuelas y el resto de instituciones educativas. En ocasiones, los maestros no buscan educar, sino lograr resultados. Es preciso que el maestro quiera a sus alumnos para poder ejercer la autoridad desde el amor, así como para conseguir sacar lo mejor de cada uno. En este sentido, Javaloyes sentencia que el educador debe influir en los alumnos y las familias para que sean mejores, no para que sean como él.
A la vez, cuando la familia no cuenta con las herramientas necesarias para desarrollar plenamente la acción educativa, recurre a los educadores esperando encontrar en ellos un apoyo para complementar su labor. Los maestros tienen una autoridad que supone una continuación con respecto a la de los padres; por ello, el ejercicio correcto de la autoridad de ambos debe ir en la misma dirección. La autoridad de los padres se fundamenta en lo que son, por lo que la mejor manera de educar a los niños consiste en dar ejemplo.
La profesora Millán afirma que los hijos no buscan en sus padres que tengan muchos estudios, sino que sean un modelo de vida plena. Por otro lado, la autoridad de los maestros se fundamenta en lo que son, pero también en lo que saben. Deben demostrar sus conocimientos y saber transmitirlos: No es suficiente con que el educador tenga una formación de diez; también debe ser buena persona y tener una serie de virtudes, asegura Millán. Ya lo decía el Papa san Juan Pablo II: La escuela debe formar al hombre y no informarle simplemente”.

Ejerces bien la autoridad si…

  1. - Defines las reglas que deben cumplirse.
  2. - Dejas claro a tus hijos las consecuencias de no cumplir las normas.
  3. - Avisas antes de castigar.
  4. - Compruebas que los castigos se cumplan.
  5. - Das razones positivas para que los educandos mejoren.
  6. - Mandas con cariño.
  7. - Corriges en privado.
  8. - Ordenas cosas que es posible cumplir.
La autoridad en la adolescencia.

La adolescencia es un periodo difícil en el que muchos padres y educadores tiran la toalla y deciden esperar de brazos cruzados a que pase el temporal. Sobre este tema, que preocupa, y mucho, a padres y formadores, Santiago Sastre, doctor en Educación, destaca el cariz positivo de esta etapa e insiste en que no debemos dejar que nuestros adolescentes pasen por ella sin aprovechar este tiempo “tan lleno de posibilidades”.
Como guía para padres y educadores, Sastre habla de las cinco "E" necesarias para el correcto ejercicio de la autoridad en esta etapa:

  1. - Entender: conocer lo que sucede en el interior de un adolescente.
  2. - Exigir: algo clave para sacar lo mejor de los jóvenes.
  3. - Encauzar: orientarlos para que puedan creer en sí mismos.
  4. - Esperar: es preciso recordar que la adolescencia no dura eternamente.
  5. - Entregarse: adaptarse al mundo y a los tiempos de los adolescentes.
(Fuente: http://www.religionenlibertad.com/los-educadores-catolicos-rescatan-correcta-autoridad-familia-pautas-50293.htm)

PARA AMPLIAR, CONTRASTAR O PROFUNDIZAR:

PARA LA REFLEXIÓN EN FAMILIA:
  • ¿Qué conclusiones se pueden obtener de este artículo?, ¿y de los enlaces para ampliar, contrastar o profundizar?.
  • ¿Cuáles son, a tu juicio, los principales problemas o dificultades para que pueda haber autoridad de los padres y que ésta sea positiva?.
  • ¿Cómo hemos abordado esto hasta la fecha como pareja, padre y madre de nuestros hijos?.
  • ¿Qué cambios necesitamos introducir para ser realmente efectivos?, ¿cómo los vamos a llevar a cabo?.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Como afrontar con humor la educación de los hijos



El doctor Luis Gutiérrez Rojas, psiquiatra del Instituto de Neurociencias de la Universidad de Granada, pronunció esta conferencia el 14 de marzo de 2015 en el instituto Marqués de Comares de Lucena (Córdoba, España) sobre Cómo afrontar con humor la educación de los hijos. Una gran lección de sentido común tan interesante y útil como divertida.

Esta entrada pretende ser eso: un sencillo instrumento que nos sirva para "ENTRAR en esta nueva andadura del curso 2016/17 EN FAMILIA".

El vídeo tiene una duración de una hora y 21 minutos y aborda infinidad de elementos que tienen que ver con la vida familiar, en especial la relación padres-hijos, aunque también aporta algunas notas sueltas sobre otras relaciones: de pareja, relación familia-escuela,... pero con humor.
No pretende profundizar en asunto alguno (cada cual verá, según su experiencia, sabrá después qué hacer y cómo en aquello que más le interese).

Les invitamos pues a visualizarlo, escuchar y disfrutar escuchando al ponente. Luego... cada cual decida.

¡Feliz principio de curso!.

domingo, 26 de junio de 2016

Resumen del curso 2015/16

Partimos de lo que ya tenemos:
A lo largo de este curso académico 2015/16 hemos seguido con la tarea de publicar al menos tres artículos por mes en el blog "Educando Juntos" (30 artículos en total); también hemos ido renovando mes a mes la página de Moodle-FAMILIA: http://tenerifeere.org/aulavirtual/course/view.php?id=33 donde hemos ofrecido recursos para educar en valores a través de los "días especiales del mes" y relación de todos los artículos publicados en los blogs de FAMILIA (Educando Juntos, Educar desde la familia, Proyecto MARES,...) en el mes anterior (un promedio de 25 recursos nuevos/mes).

domingo, 19 de junio de 2016

Vacaciones de verano

Mientras no haya colegio durante los meses de julio y agosto estos dos meses los vamos a poder disfrutar con nuestros hijos en casa (a lo mejor esto tiene otras lecturas y saber que los niños ya no van a estar en el cole en esos dos meses íntegros supone un grave problema... porque quizás no haya una red familiar que cubra ese tiempo con nuestros hijos ni nos podamos turnar padre y madre en el cuidado y atención de la prole).

viernes, 10 de junio de 2016

Educar la interioridad

Cada vez se habla más de esto y con razón.

Un padre le dice a su hijo:
- "Hijo, merienda rápido que a las 5'30 h. tienes que estar ya en la academia y no puedes llegar tarde". Y el hijo responde:
- "Papá, si acabo de llegar, ¿no salí del colegio a las 5?".
...
Un jovencito le dice a su amigo:
- "¡Mira tío, mira qué video!, ¡qué pasada!. ¡Ñooos!". Y el otro añade:
- "Pues anda que éste que un amigo colgó en mi muro de facebook... ¡mira, mira!".
...
Una chica le dice a su grupo de amigos/as:
- "¿Se fijaron hoy en S... cómo se viste?, ¡qué hortera!".

miércoles, 1 de junio de 2016

Educar la admiración por la naturaleza

Siguiendo la dinámica del "Proyecto XERCO" un grupo de familias emprendieron una ruta de senderismo por el llamado "Malpaís de Güímar", Tenerife.
No éramos muchos en esta ocasión (apenas 10 personas en total entre adultos y niños/as). Una de las condiciones para participar de este proyecto que gestiona Justicia y Paz Tenerife es que "se apunten padres/madres e hijos".
El objetivo no es cumplir horarios ni alcanzar unas metas preestablecidas a rajatabla, aunque sí hay unas previsiones consensuadas y aprobadas entre todos antes de iniciar cualquier marcha. El proceso, lo realmente interesante, lo constructivo,... se genera en el camino y se produce con total espontaneidad.

A caminar en grupo se aprende caminando juntos.

domingo, 22 de mayo de 2016

Comprender y acompañar la adolescencia

(El artículo que exponemos a continuación está tomado de: http://psicodiagnosis.es/areageneral/ciclo-evolutivo/orientaciones-para-padres-de-adolescentes/index.php y es una sugerencia de un lector que nos lo envió para ser publicado aunque en su mensaje no figuraba dicha fuente.
Sugerimos a nuestros lectores que siempre que quieran hacernos llegar cualquier artículo que deseen ver publicado en este espacio "no olviden nunca citar la fuente de donde lo tomaron"; es el mínimo de respeto y reconocimiento que se les debe a los autores de dichos trabajos).

Resulta frecuente que nos cueste comprender qué sucede en ese período a partir de los 12 o 13 años cuando de repente nuestro hijo o hija pierde interés por estar con nosotros, ya no nos comenta de forma tan fluida sus propias vivencias cotidianas y parece mostrar un cierto desapego hacia los valores que le hemos ido enseñando.

jueves, 12 de mayo de 2016

Para construir una familia sana

No existen fórmulas secretas ni reglas generales para que padres e hijos tengan buena relación, pero está claro que algunas familias han encontrado formas de organización que les permiten desarrollarse y enfrentar problemas con éxito. ¡Conózcalas!. Es normal que al escuchar comentarios de alguna amistad sobre la convivencia en su hogar, o bien, al conocer directamente cómo es la relación en otras familias, nos preguntemos "qué tal van las cosas en nuestro propio grupo, cuáles son sus virtudes y defectos, si hay confianza y afecto y, en términos generales, si sentimos que nuestra experiencia es divertida y agradable".
Cuando la respuesta a estas interrogantes es negativa o nos obliga a aceptar dudoso “más o menos”, puede ser señal de que existe algún conflicto y de que los miembros de nuestra familia no son del todo felices o no han aprendido formas de amar y de valorarse unos a otros.

miércoles, 13 de abril de 2016

Consejos para reducir la factura de la luz y del agua

¿Somos de los que se quedan sin respiración mientras abren el sobre que contiene el recibo de la luz o del agua?.
Llevemos a cabo algunos consejos:

Electricidad.

-Desconectar los aparatos cuando no se estén usando.
El consumo energético de los sistemas en espera (standby) a lo largo del año supera en casi tres veces el consumo de los equipos de refrigeración empleados en verano, según el informe Análisis del consumo energético del sector residencial en España, elaborado por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDEA).

domingo, 3 de abril de 2016

¿A qué edad morimos?


Entrevista realizada al Dr. Miquel Vilardell

"Tengo 67 años. Soy de Borredà y vivo en Barcelona. Soy catedrático de Medicina en la UAB y jefe del servicio de medicina interna del Hospital Universitario Vall d'Hebron. Casado, tengo dos hijos y cuatro nietos. Soy un liberal respetuoso. Necesito creer".

jueves, 24 de marzo de 2016

Crisis de los 40

Se están rompiendo muchos matrimonios sin motivos serios. Parece que lo que manda en el matrimonio son los sentimientos, los caprichos, la inmadurez, la falta clara de optar por un compromiso serio y duradero. Y hay un dato importante que no se suele tener en cuenta: la llamada crisis de los 40, que todo el mundo suele pasar como imperativo psicológico. Y esa crisis impuesta por la naturaleza tiene remedio. Sobre eso hablamos.